Trabajamos por el ODS 4: Educación de calidad

Energía para enfrentar los desafíos del presente

Como grupo somos pioneros en la transición energética, encontramos alternativas para la generación de energía que resultan benéficas en diferentes sentidos, uno de ellas es la contribución a la reducción de emisiones de CO2 al medio ambiente. Y gracias a esto, en el camino nos hemos podido sumar a iniciativas que impactan a nivel global, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Hemos hecho de los ODS un elemento central de nuestra estrategia empresarial y de acción social porque estamos convencidos del mundo que queremos habitar y de cómo podemos hacerlo. Sabemos que es a través de acciones concretas y trabajo en equipo lo que nos permitirá sumar al cumplimiento de estos 17 objetivos.

En Iberdrola México de forma particular hemos impulsado diferentes iniciativas, que a simple vista distan mucho del ramo de nuestro negocio, pero en ello radica la importancia de saber aprovechar las oportunidades para lograr cambios concretos.

Por ejemplo, el ODS 4: Educación de calidad. Parte de la estrategia social de la compañía y apuesta por la educación de niños y jóvenes con una visión integral, es decir, que se alcance una cobertura 360°, lo cual contempla infraestructura educativa, capacitación para alumnos, padres de familia y profesores.

Y con mucha satisfacción podemos decir que vamos por buen camino con cada uno de nuestros programas, conoce algunos de ellos.

Un programa que permitirá que 10 mil estudiantes regresen a sus aulas a tomar clases. Con una inversión de 80 millones de pesos en cinco años, contempla la reconstrucción de 50 escuelas afectadas por los sismos de 2017 en Oaxaca.

Promovemos el estudio de ingenierías entre jóvenes oaxaqueños, sobre todo mujeres; a través de capacitación a orientadores vocacionales, talleres en ciencia y tecnología, así como la entrega de becas.

Desde su inicio este programa ha impactado a 123 escuelas distribuidas en cinco estados; ya que creemos que a través de la educación es posible promover el crecimiento personal y profesional de padres de familia y docentes, en beneficio de los niños y jóvenes de México.

A nuestra lista se suma la impartición de talleres de cambio climático; así como programas de voluntariado.

En Iberdrola México sabemos que la educación es clave para hacer frente a cualquier desafío y por eso seguiremos impulsando iniciativas que sumen al desarrollo del país.

Volver a arriba de la página