Iberdrola gana una nueva licitación en México para construir y operar una central de ciclo combinado en el estado de Sinaloa de 887 megavatios

  • La nueva central de ciclo combinado de Noroeste, que estará situada al norte de la ciudad de Los Mochis en el estado de Sinaloa, iniciará operaciones en enero de 2019 y requerirá una inversión de unos 400 millones de dólares.
  • Con este proyecto, que se suma a la reciente adjudicación de la central de ciclo combinado de Escobedo en el estado de Nuevo León, Iberdrola contará en 2019 con una potencia instalada de unos 8,000 MW, con lo que refuerza su liderazgo como mayor productor privado de energía eléctrica de México.

Iberdrola se ha adjudicado un nuevo gran proyecto de generación de energía eléctrica en México; la central de ciclo combinado de Noroeste, que tendrá una potencia de 887 megavatios (MW) y requerirá una inversión de unos 400 millones de dólares.

El Ciclo Combinado de Noroeste, ubicado en el municipio de Ahome, en el Puerto de Topolobampo, al norte de la ciudad de Los Mochis, producirá, cuando entre en funcionamiento en enero de 2019, la energía eléctrica equivalente al consumo de más de tres millones de mexicanos.

El Gobierno de México, a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), decidió publicar en segunda convocatoria esta licitación, mediante un proceso que cumple con las mayores garantías y estándares de transparencia internacionales, donde Iberdrola presentó el precio nivelado de generación más competitivo.

Iberdrola, que será la encargada de la construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de esta planta de generación, además de ser su propietaria, venderá toda la energía que produzca desde esta instalación a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mexicana, mediante un contrato a 25 años con cargos fijos de capacidad y cargos por energía.

Con esta nueva planta de generación, que se añade a las otras siete centrales en las que Iberdrola genera electricidad bajo la modalidad de Productor Independiente de Energía (PIE), se refuerza la relación estratégica entre Iberdrola y la CFE, quien es el mayor cliente de Iberdrola a nivel mundial.

Este contrato con la CFE aporta una gran certeza a la inversión realizada, alineando el proyecto con la estrategia de Iberdrola de crecer en países estables y en actividades reguladas y predecibles.

La tecnología que se instalará en la Central de Noroeste será de última generación en base a turbinas de gas modelo M501J del fabricante japonés Mitsubishi Hitachi Power Systems (MHPS).

Junto a la construcción de la planta, Iberdrola pondrá en marcha todas las instalaciones asociadas necesarias para su conexión al sistema eléctrico nacional, como son las líneas eléctricas o la subestación transformadora.

Iberdrola dispone en estos momentos en México de proyectos de generación de energía en construcción que suman cerca de 2,000 millones de dólares de inversión, adicionales al proyecto de Noroeste, siendo una de las apuestas internacionales más importantes realizadas por la Compañía en su historia.

En concreto, construye tres nuevas plantas de ciclo combinado (Baja California III, Dulces Nombres II y Escobedo) y tres cogeneraciones (Ramos Arizpe, San Juan del Río y Altamira).

Iberdrola está presente en México desde hace 18 años, un país en el que de forma ininterrumpida ha ido incrementando sus inversiones y actividades hasta consolidarse como el mayor productor de electricidad privado con más de 5,400 MW en operación, capaces de dar servicio a una población de alrededor de 20 millones de mexicanos, Con la nueva planta de Noroeste la capacidad en construcción asciende a 2,500 MW.