Ganadora de la estancia en el Museo Nacional del Prado

Una restauradora mexicana en España

Como parte de nuestro compromiso con el impulso de la formación de los jóvenes, Fundación Iberdrola España, Fundación Iberdrola México y el Museo Nacional del Prado trabajamos en colaboración para que una restauradora mexicana tuviera la oportunidad de ampliar sus conocimientos y perfeccionar su técnica en el Taller de Restauración impartido por el museo en España.

Silvia Ixchel García, quien actualmente trabaja en el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM), perteneciente al Instituto Nacional de Bellas Artes, fue la seleccionada entre varios profesionales mexicanos para participar en el taller.

Cabe señalar que es la primera vez que la convocatoria se abrió a profesionales del arte y la cultura en México. El programa permitirá a Silvia ampliar sus competencias y conocimientos técnicos en una de las instituciones de conservación y restauración más prestigiosas del mundo.

Pero ¿sabes qué hace un restaurador? A continuación, Silvia Ixchel nos explica un poco: “Somos profesionistas que nos encargamos de estudiar al ser humano, a través de sus producciones culturales, es decir, utilizamos a los objetos como referencia para estudiar la evolución del ser humano y su interacción con su entorno”.

Ahora, seguramente te preguntarás cómo hacen este estudio bueno, la ganadora lo explica así: “Analizamos al objeto, lo observamos, investigamos su contexto, su tecnología y recursos con los que contaban. Usamos nuestros ojos, tacto y olfato, que son nuestra mejor herramienta. Somos sus investigadores privados, es como un CSI. Y después nos volvemos sus médicos, buscamos qué le duele, de qué pie cojea y por qué cojea y si hay algo que nosotros podamos hacer para prologar su existencia”.

Con lo anterior, queda claro que el Museo del Prado es el mejor lugar para restauradores jóvenes. Con más de 200 años y alrededor de siete mil 988 pinturas catalogadas, entre ellas Las Meninas de Diego Velázquez, el museo abre sus puertas a una mexicana, quien, de la mano de expertos, contribuirá a la conservación del patrimonio cultural del país, esto se traducirá en una inversión de tiempo y esfuerzo que beneficiará a futuras generaciones.

Asimismo, con programas como este se contribuye de forma directa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas: educación de calidad (4), trabajo decente y crecimiento económico (8) y ciudades y comunidades sostenibles (11).

Le deseamos a Silvia Ixchel el mejor de los éxitos en esta experiencia, que seguro le sumará a su formación personal y profesional.

Volver a arriba de la página