Innovación que contribuye al medio ambiente y la operación de Iberdrola México

Desde hace 20 años, Iberdrola trabaja continuamente en la innovación tecnológica de su operación para la disminución del impacto ambiental. Ejemplo de ello es la implementación del método hot topping que se realizó en Durango

Desde hace 20 años, Iberdrola trabaja continuamente en la innovación tecnológica de su operación para la disminución del impacto ambiental. Ejemplo de ello es la implementación del método hot topping que se realizó en Durango cerca de las instalaciones de la planta de ciclo combinado, La Laguna II, para la reubicación de un gasoducto.

Ante la petición de las autoridades y anticipándose a la construcción de una obra vial, en 2018 el equipo de esta central trabajó en el desplazamiento de 438 metros de uno de los ductos encargados de alimentar la planta de ciclo combinado. Para esto, utilizó el método de hot tapping o interconexión en vivo, que consiste en conectar las tuberías a presión sin interrumpir o vaciar el contenido de éstas, es decir que el ducto puede continuar en operación mientras se le da mantenimiento o se hacen modificaciones.

Entre las ventajas que dio este método a la planta está la disminución del impacto ambiental al evitar la salida del gas en su totalidad. Además, representó un ahorro de un millón de dólares al evitar la suspensión de operaciones de la planta por falta de suministro de gas natural.

El hot topping no es una técnica fácil de aplicar, necesita de un equipo capacitado, pues los riesgos aumentan si no se toman las medidas pertinentes para no generar grietas que den paso a una fuga o incendio. Ésta fue la primera vez que la compañía realizó este procedimiento en el país y durante los seis meses que llevó hacerla presentó cero incidencias. Esto fue posible gracias a la ejecución de permisos de trabajo, y la intervención del equipo seguridad, salud y medio ambiente de la planta quien verificó cada una de las actividades y elaboró un plan de emergencia para aquellas labores de mayor riesgo.

Este proceso de innovación es parte del compromiso que tenemos en Iberdrola México por presentar nuevas opciones de generación de energía en el país y la central de La Laguna II, la cual es pionera en la implementación de estas soluciones.