El PET, una alternativa para el ambiente y las emergencias

La industria de la construcción resulta una de las más importantes, por lo menos en México, destaca por ser un indicador de las condiciones económicas del país. A lo anterior se añade el requerimiento de múltiples especialidades y al mismo tiempo, la cantidad de empleos que genera.

Por otro lado, esta industria demanda de innovación constante para adaptarse a los cambios del mundo actual y atender nuevas necesidades. Ejemplo de ello son los desastres naturales, momentos cruciales en los que se ha tenido que echar mano de la creatividad.

Luego de los sismos de septiembre de 2017, muchas personas perdieron sus hogares y ante la falta de recursos tuvieron que improvisar espacios para poder vivir. Sin embargo, en aquel momento surgió una iniciativa para construir hogares a base de plástico, en específico, botellas de PET.

Este tipo de viviendas sustentables ya se han construido con éxito en otros países. El uso de PET en la construcción de hogares es una oportunidad para repensar esta industria, si bien, hoy se hace por necesidad se debe explorar la idea de usar el material de forma permanente, lo cual representaría un ganar-ganar. De esta forma habría mucha más conciencia sobre el reciclaje y al mismo tiempo habría una reducción en los costos de materiales de construcción.

Aunado a lo anterior, de acuerdo con el estudio “Production, use, and fate of all plastics ever made” publicado en la revista Science Advances en 2017; en los últimos años se han generado 8,300 millones de toneladas de plástico en general, lo cual equivale a 10,000 veces el peso de la Torre Eiffel en París o 35,000 veces el peso del edificio del Empire State de Nueva York.

Por otro lado, datos de 2018 revelan que México es el segundo consumidor de envases PET para refrescos en el mundo y si bien por ahora este tipo de construcciones son temporales, no dejan de ser seguras y no requiere de cimentación profunda. Además, el material cuenta con buena resistencia química y térmica, lo cual lo hace ideal para su aplicación en las viviendas.

No hay que dejar de lado, que el plástico ya forma parte de las construcciones, el PVC para cuestiones de tuberías, aislante, en ventanas, instalaciones eléctricas, pero hoy representa una opción para el levantamiento de muros, lo cual ya brinda una mayor ventaja.

Hoy vivimos en un mundo con mayor conciencia sobre el cuidado del ambiente, situación que nos ha permitido ser más creativos. Ante las necesidades que están surgiendo sería recomendable mirar al plástico como un aliado.