El otro 14 de febrero: Día Mundial de la Energía

El 14 de febrero celebramos el Día del Amor y la Amistad, pero también es una fecha para pensar en el medio ambiente y en un tema vital para el desarrollo a nivel mundial: la energía.

Además de San Valentín, el 14 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Energía. ¿Esa decisión se habrá tomado porque el amor nos brinda energía? Eso no lo ponemos en duda, pero creemos que el verdadero motivo de contar con un día para celebrar y reflexionar sobre la energía es por la comodidad y seguridad que obtenemos gracias a las diferentes formas en que ésta se presenta y aprovecha, convirtiéndose en una necesidad para desarrollar nuestra vida.

Precisamente, el hecho de reconocer su importancia en el día a día es uno de los objetivos de celebrar a la energía cada 14 de febrero. Pero también existe otro punto importante que se busca compartir entre las personas y es el uso de fuentes alternativas de generación de energía.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, se calcula que el 80% de la energía que se genera mundialmente es a partir de combustibles fósiles, de los cuales un 36% proviene del petróleo y tan solo el 2% proviene de fuentes renovables. Pensar en las energías limpias era considerado una acción noble para el planeta, pero en realidad es un factor de cambio que puede contribuir a preservar nuestro planeta por muchos años más.

Esto es muy importante para todos los que somos parte de Iberdrola en México y en el mundo, pues uno de nuestros valores es el respeto hacia el medio ambiente y por ello muchas nuestras acciones están enfocadas al cuidado de nuestro entorno, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la ONU en septiembre de 2015.

Nuestro negocio de energías renovables en México trabaja a partir de dos fuentes específicas: la eólica, que aprovecha la fuerza del viento para generar electricidad, y la fotovoltaica, que utiliza la inagotable energía solar, generando ahorros considerables en el consumo y, por ende, el gasto.

Por otro lado, en Iberdrola Generación aprovechamos otras fuentes amigables con el medio ambiente para producir electricidad. Por ejemplo, a través de nuestras plantas de ciclo combinado, las cuales cuentan con turbinas de gas natural y vapor, la generación de electricidad representa un 60% menos de emisión de dióxido de carbono y requieren de un tercio de agua utilizada en una termoeléctrica convencional.

Con estas acciones contribuimos al cumplimiento de nuestro compromiso medioambiental de reducir las emisiones de CO2 en un 50% para 2030 y ser neutros en 2050.

Ahora que sabes esto, esperamos que a partir de este 14 de febrero puedas dedicar esta fecha no sólo para celebrar el amor hacia tus seres queridos, sino también para reflexionar cómo, a través de un uso eficiente de los diferentes tipos de energía, podemos preservar nuestro planeta para el futuro.