2020: nuestra energía a tu lado

Estamos agradecidos por habernos acompañado hasta el final de este año, que ha sido peculiar por muchas razones. No hay lugar en el mundo en el que no se hable del brote de COVID-19 y las consecuencias que ha traído a nuestras vidas. Sin embargo, en Iberdrola México tenemos motivos por los cuales seguir trabajando y sentirnos orgullosos de lo que hemos construido.

Comenzamos este año convirtiéndonos en la primera empresa energética privada de México en ser distinguida con el Premio Iberoamericano de Calidad, lo cual demuestra el firme compromiso que tenemos con la ética, el dividendo social, el medio ambiente y la eficiencia, que sin duda forman parte de nuestra estrategia como empresa.

2020 fue el año en el que impulsamos el desarrollo profesional, otorgamos becas para maestría y destacamos la importancia de estudio de carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, las cuales son de alta demanda en el mundo laboral y donde los hombres son quienes suelen estar más involucrados.  No obstante, somos una compañía en la que estamos convencidos que las profesiones no son cuestiones de género, las oportunidades aquí son para todos.

Con Impulso STEM se entregaron las primeras becas a alumnos del estado de Oaxaca para estudiar alguna ingeniería en la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO). Asimismo, con el proyecto Construir para Educar, entregamos la primera escuela rehabilitada, lo cual refleja que estamos convencidos que la educación de calidad es el futuro.

¿Cuál fue nuestra reacción ante el brote de COVID-19? Si bien en nuestras manos no estaba la cura, si se encontraba el trabajo en equipo y apoyo a los más vulnerables. Descubrimos que no hay nada mejor que casa para trabajar y mantener a salvo a nuestros colaboradores, y que podíamos reforzar las medidas de seguridad.

A lo anterior, se sumaron las necesidades de nuestros clientes, a quienes les garantizamos un suministro eléctrico sin descuidar nuestro recurso humano. No fue fácil, pero la situación nos demostró que el trabajo en equipo es indispensable.

Recorrimos México para apoyar a los más vulnerables y nos dimos cuenta, una vez más, que la colaboración entre la iniciativa privada y el gobierno es clave para ayudar a los grupos más vulnerables y que esto nos hace más grandes. Así hicimos la entrega de 2 millones de unidades de material sanitario y más de 15,000 despensas en comunidades cercanas a nuestras centrales.

En Iberdrola México, trabajamos para sumar al desarrollo de la industria en el país y para sacar el mayor provecho de los recursos que nos brinda la naturaleza para ser agentes de cambio.

Sabemos que pronto nos volveremos a encontrar, y con esta convicción invitamos a quienes tengan la posibilidad de quedarse en casa que lo hagan, pues esta es la mejor forma de hacer frente a un virus que nos vino a mostrar que el trabajo en equipo, aun a la distancia, nos hace más fuertes.